Todos conocemos la fama que tiene el Aceite de Rosa Mosqueta en cuanto a sus propiedades cicatrizantes. Pero, ¿es realmente así? ¿El Aceite de Rosa Mosqueta consigue eliminar las cicatrices?  Hoy vamos a intentar aclarar todas las dudas en cuanto a la rosa mosqueta se refiere.

¿Cómo se obtiene el tan preciado aceite de rosa mosqueta?

Su obtención es mediante el proceso de extracción en frío de las semillas del fruto de dos especies en particular: Rosa aff. rubiginosa L (Rosa eglanteria L.) y Rosa moschata Herrm. Es un proceso delicado y muy cuidado, el cual permite obtener un producto final completamente natural y sin perder ninguno de sus componentes beneficiosos.

Semillas de rosa mosqueta

Composición del Aceite de Rosa Mosqueta

La composición del Aceite de Rosa Mosqueta destaca por su contenido en ácidos grasos poliinsaturados (en torno al 80% del total de ácidos grasos), sobre todo el ácido linoleico (35-50%) y el ácido linolénico (22-38%). Otros ácidos grasos presentes en el Aceite de Rosa Mosqueta son el ác. Palmítico (2-5%), ác. Esteárico (0-3%) y ác. Oleico (13-18%).

Los ácidos grasos insaturados y saturados son, justamente, los que le ofrecen a este aceite las propiedades de ser emoliente, hidratante y regenerante cutáneo. Además de todos los ácidos grasos mencionados, el Aceite de Rosa Mosqueta también está compuesto por vitamina C, betacaroteno, taninos,  flavonoides y ácido transretinoico.

composición del aceite de rosa mosqueta

 

Propiedades del Aceite de Rosa Mosqueta

  • Acción regeneradora: La alta presencia de ácidos grasos insaturados favorece la estimulación del proceso de epitelización. Estudios clínicos han demostrado su eficacia sobre las cicatrices. También ayuda a mejorar el aspecto de la piel en la zona de la cicatriz, incidiendo tanto en el color de la misma como en su elasticidad.
  • Acción antiedad: ayuda a prevenir y corregir el fotoenvejecimiento de la piel. La exposición constante a las radiaciones solares provoca la aparición de arrugas superficiales y también variaciones en la distribución de los gránulos de melanina (aparición de manchas), ambos son signos visibles del envejecimiento cutáneo. El Aceite de Rosa Mosqueta ayuda a reducir arrugas superficiales, así como la apariencia de las manchas. Mejora el aspecto de pieles maduras y con signos de daño solar.
  • Acción hidratante: hidrata gracias a su riqueza en ácidos grasos esenciales. Éstos ayudan a mejorar la integridad de la barrera cutánea y el buen estado de la emulsión epicutánea. Actúa por un mecanismo de hidratación pasivo y activo. El resultado se traduce en una mejora de la elasticidad y la hidratación.

Rosa mosqueta y su efecto en cicatrices

Como hemos visto hasta ahora, los ácidos grasos esenciales que contiene el Aceite de Rosa Mosqueta ayudan a reducir la cicatrización y a regenerar la piel dañada. Pero realmente quien juega el papel más importante en el proceso de eliminar las cicatrices son el ácido transretinoico y los betacarotenos, precursores de la vitamina A y componentes del Aceite de Rosa Mosqueta. Además de ayudar a cicatrizar, se encargan de igualar el tono y la textura de la piel.

Cuándo aplicar el Aceite de Rosa Mosqueta

Para que la rosa mosqueta sea especialmente eficaz eliminando cicatrices se debe aplicar en cicatrices recientes. Lo más recomendable para empezar a utilizarla, es cuando la cicatriz esté cerrada y sin costra.

Cómo aplicar el Aceite de Rosa Mosqueta y con qué frecuencia

Sobre la piel limpia y seca aplica unas gotas y masajea con suavidad con la yema de los dedos. Lo más aconsejable es aplicarlo cada 12 horas (mañana y noche) los tres o cuatro primeros meses y seguir los meses siguientes con una aplicación cada 24 horas. En poco tiempo la piel adquiere flexibilidad y el colágeno empieza a regenerar la piel.

El éxito del Aceite de Rosa Mosqueta vendrá si hay constancia en su aplicación. El proceso de la cicatrización es lento y hay que respetarlo, pero si no se deja de aplicar los resultados merecen la pena.

Aceite de rosa mosqueta

Otros usos del Aceite de Rosa Mosqueta

Como comentábamos el artículo «Rosa Mosqueta: origen, propiedades y beneficios» más profundamente, tienen muchos otros usos en los que se encuentran:

  • Previene y atenúa las estrías: muy utilizado en embarazadas, para darle elasticidad a la piel. También es utilizado en personas que aumentan peso y luego lo disminuyen para atenuar las estrías aparecidas en brazos, muslos, glúteos, piernas y espalda.
  • Cuida el cabello y el cuero cabelludo: ayuda a mejorar la caspa, la psoriasis y eczemas.
  • Efecto antiinflamatorio: disminuye la hinchazón y la congestión de la zona donde se aplica.

Aceite rosa mosqueta

Es un potente regenerador celular, ayuda al proceso de cicatrización y eliminación de las marcas de la piel. Suaviza las manchas de la piel y reduce las arrugas y marcas producidas por el acné.


Contiene
  • Harpagofito: se ha demostrado la eficacia de los extractos naturales de su raíz para dar masajes corporales.
  • Hipérico y árnica: los extractos naturales de estas dos plantas ayudan a relajar los músculos y los ligamentos.
  • Caléndula: sus propiedades naturales favorecen la tonificación de la piel.
  • Rosa de mosqueta: su aceite, con altos contenidos de ácidos grasos Omega-3 y Omega-6 facilita el cuidado de la piel.
  • Menta: sus propiedades naturales aportan una sensación de frescor

Las propiedades naturales de los extractos de harpagofito, árnica, caléndula e hipérico aportan una sensación de tonificación, relajación y frescura en músculos y ligamentos.

El objetivo de este enriquecimiento con rosa mosqueta es doble: Cuidar las manos del fisioterapeuta, ya que es su herramienta de trabajo y en ocasiones el uso de cremas y jabones con agentes químicos muy agresivos pueden dañarlas.

Se recomienda para hidratar, tonificar, nutrir y regenerar la piel de la zona tratada con Physiorelax, gracias a las propiedades del aceite de Rosa Mosqueta.

Modo de empleo

Ideal para usar en áreas extensas, zonas cansadas o acompañado de estiramientos.

  • En el deporte: aplicar mediante masaje en la zona deseada antes, durante o después de la actividad física.
  • Vida cotidiana: aplícate una o dos capas en la zona deseada hasta que se absorba.

Composición

Complex Helenalin2 (Arnica Montana 10%, Harpagophytum Procumbens 5%, Calendula Officinalis 5%, Hypericum Perforatum 2%, Helenalina 0,02%) Rosa Mosqueta 3%, Centella Asiatica 2%, Menta Piperita 2%.


  • Su textura cremosa y suave aporta una hidratación duradera y mejora la resistencia de la misma frente a las radiaciones solares.
  • Refuerza la barrera y previene la aparición de arrugas y manchas en el rostro.
  • Combina los extractos de ácido fítico para iluminar la piel y aceite de oliva para hidratarla intensamente.
MODO DE USO
  • Aplicar sobre la piel de rostro y cuello con un suave masaje antes del maquillaje.
  • Aplicar sobre la piel limpia y tonificada del rostro por la mañana.
  • Uso diario.
  • Evitar el contorno de ojos

Es un potente regenerador celular, ayuda al proceso de cicatrización y eliminación de las marcas de la piel. Suaviza las manchas de la piel y reduce las arrugas y marcas producidas por el acné.