Las mascarillas de oxígeno y las gafas nasales son los medios más habituales para la administración del oxígeno a bajo flujo.

Ambas se adaptan fácilmente a nuestra fisionomía y son muy practicas de usar, ya que nos permiten conectarlas a las distintas fuentes de oxígeno ya sea a través de botellas de oxígeno medicinal o un concentrador de oxígeno estático o portátil.

La proporción de oxígeno en la mezcla de aire inspirado (Fio2) varía en función del tipo de mascarilla o si utilizamos gafas nasales. En la imagen inferior observamos cuándo es mayor o menor el Fio2 en función del tipo de instrumental que utilicemos.

Esto no quiere decir que dentro de las mascarillas de oxígeno y las gafas nasales unos dispositivos sean mejores que otros, simplemente es que se adaptan a las necesidades de cada caso o paciente.

Gafas de nasales

Las gafas nasales son un instrumento formado por un tubo plástico y flexible terminado en dos puntas que se adaptan perfectamente a las fosas nasales, creando el circuito por que circula el oxígeno.

Los tubos de conexión pueden ser rectos o curvos, así como de diferente tamaño. Todo esto variará en función de si el paciente es adulto o pediátrico y, también, de la función de uso requerida.

El flujo es continuo y se regula únicamente a través de la fuente de oxígeno.

La principal ventaja de las gafas nasales es que permiten hablar, comer o dormir sin interrumpir el flujo de oxígeno.

¿Cómo se utilizan las gafas nasales?

Partiendo de que ya las hemos conectado a la fuente de oxígeno, introduciremos los dos tubos pequeños de la cánula en las fosas nasales. Después pasamos los tubos de la cánula por encima de las orejas y ajustamos con el pasador, dejándolo bajo de la barbilla.

Gafa nasal pediátrica con vástago curvo | Iberomed

 

Mascarillas de oxígeno

Las mascarillas de oxígeno son dispositivos de plástico transparente que cubren la boca, la nariz y el mentón. Disponen de unas cintas elásticas que permiten ajustarlas al rostro simplemente adaptando dichas tiras por la parte posterior de la cabeza.

Las variantes más habituales son:

  • Mascarilla de oxígeno Simple, permite llegar hasta el 60% de oxígeno. Para garantizar el porcentaje de concentración adecuado, es importante adaptarla lo mejor posible a la fisionomía del rostro.
  • Mascarilla de oxígeno Venturi, proporciona un mayo control de la concentración de oxígeno, normalmente  entre el 26% y 50%

mascarillas y % de oxigeno

Lo ideal es saber que existen estas opciones, pero siempre debemos consultar con un profesional sanitario para que nos indique cuál es la más adecuada a nuestro caso.

Saludos desde Iberomed!!

 

CARACTERÍSTICAS

  • Longitud de tubo de 1,8 m.
  • Transparente con vastagos nasales suaves y blandos.
  • Permite la regulacion para conseguir un mejor ajuste a la cabeza.
  • Marcado CE.
  • Libre de latex.


Para tramitar pedidos con O2 medicinal necesitamos que nos envíen la documentación arriba indicada cubierta y firmada al email info@iberomed.es. El oxígeno por ser un medicamento según la ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios está regulado según el Real Decreto 782/2013, de 11 de octubre, sobre distribución de medicamentos de uso humano. En el que se indica que sólo puede distribuirse siguiendo el canal legal marcado por dicha ley, por lo que es el laboratorio fabricante el que factura directamente al cliente final la carga de oxígeno. El importe son 35 euros más IVA del 4%.

Una vez que nos envíe la documentación, si todo está correcto, le enviaremos un presupuesto del laboratorio con el importe de la carga del oxígeno. Y tendrá que realizar una transferencia de ese importe al laboratorio. 

  • Alimentación eléctrica: 230 V, 50 Hz
  • Consumo eléctrico: 290 W
  • Amperaje: 5 A
  • Concentración oxigeno: at 2 l/min: >90 % at 5 l/min: 90 % (+6,5% - 3%)
  • Nivel sonoro: <40 dBA
  • Temperatura de almacenaje: -20 to +60 °C
  • Temperatura de funcionamiento: +5 to +40 °C
  • Dimensiones (LxHxP): 35 x 22 x 58 cm
  • Normas: ISO 8359, EN 60601-1
  • Prodcuto sanitario clase : IIb
  • Marcado: CE0413
  • Garantía: 5 años.