La movilización de pacientes se consigue mediante  nuestra fuerza  o con ayuda de equipos adaptados a personas con movilidad reducida. Los elementos o equipos externos de ayuda a la movilidad los llamamos ayudas técnicas.

Se entiende como movilidad reducida cuando ésta se ve afectada por pérdidas funcionales anatómicas en un grado superior o igual al 33%, o cuando dificultan en gran manera el uso de transportes colectivos o suponen graves problemas de desplazamiento.

Medidas preventivas

Previo a la movilización de pacientes debemos comprobar los medios humanos y mecánicos de los que disponemos , y en la medida de lo posible solicitar ayuda para una mayor seguridad.

También debemos valorar los siguientes aspectos:

  • Tener claras las restricciones de movilidad de la persona o paciente.
  • Ser consciente de nuestras propias capacidades: fuerza, formación, etc.
  • Tener cuidado con sondas , goteros  u otros elementos similares.
  • Utiliza los medios de protección necesarios en cada caso: calzado antideslizante, guantes, etc.
  • Es muy importante que respetemos el umbral del dolor de la persona, observando su reacción a cada movimiento.

Si eres el paciente, solicita ayuda , no lo intentes por ti mismo para evitar caídas.

Cómo mover y levantar a personas con movilidad reducida

Pacientes semidependienes

  1. Enseñarles cómo deben sentarse en la cama:
    • Ayúdales a doblar las rodillas, pásales el brazo por debajo de la nuca y las rodillas y procede a realizar el giro.
    • Las piernas se deslizan hacia el suelo con ayuda, en el caso de no tener movilidad en los brazos.
  2. El paciente debe situarse en el borde de la cama y  posteriormente sentarlo en la silla, siguiendo estos pasos:
    • Sitúa las manos del paciente en tus hombros.
    • Bájale los pies al suelo, lo más cerca de la cama. Fija sus pies y rodilla con los tuyos.
    • Lo situamos de espaldas a la silla y finalizamos el movimiento.

Pacientes dependientes

Siempre entre dos personas:

  1. Cómo trasladarlo de la cama a la silla:
    • Incorporamos el cabecero de la cama, y de manera coordinada desplazamos al paciente con un solo movimiento.
  2. Incorporación en la silla:
    • Nos situamos a la espalda o frente paciente  y lo sujetamos por debajo de los brazos para levantarlo.
  3. Traslado a la camilla o cama.
    • Lo rodeamos con los brazos, manteniendo la espalda vertical y los pies en dirección hacia donde nos desplazamos.

Materiales para ayudar a la movilidad

Sillas salvaescaleras, sillas de ruedas y andadores

Las ayudas técnicas para personas dependientes o semidependientes  son  sistemas utilizados por  una persona con discapacidad cuyo fin es prevenir, compensar, disminuir o neutralizar una deficiencia, discapacidad o minusvalía.

Podríamos clasificarlos en :

movilización de pacientes: silla de ruedas manual plegableMovilidad de pacientes: silla salvaescaleras en Iberomed

  • Ayudas en el hogar, como giradores de pomo, tiradores para enchufes, etc
  • Ayudas para el vestido, como calzadores o similares.
  • Mejoras para el descanso , colchones, cojines y patucos antiescaras, etc.
  • Ayudas para la comida y preparación del alimentos.
  • Ayudas para el ocio, comunicación, información y señalización.

Ayudas a la movilidad

La Administración pública concede automáticamente el  certificado de discapacidad a aquellas personas que utilizan silla de ruedas, que dependen totalmente de bastones para desplazarse o que presentan conductas agresivas o molestas de difícil control motivadas por graves deficiencias intelectuales.

Si la persona que lo solicita no se encuentra en ninguna de las situaciones anteriores se procede a hacer un cálculo de su baremo de movilidad  según el Real Decreto 1971/1999, del 23 de diciembre, de procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de discapacidad.

Estamos disponibles para vuestras dudas o consultas. ¡Saludos desde Iberomed!