Cada vez somos más las personas de las que disponemos de un tensiómetro en casa para poder controlarnos la tensión arterial. Ya seamos hipertensos o no, o tengamos algún tipo de problema es una buena opción medirla de vez en cuando para poder prevenir cualquier tipo de complicación.

Pero… ¿cuáles son las claves para poder medir la tensión arterial correctamente?

Para la toma correcta de la tensión arterial, hay que tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Tomar la tensión tras cinco minutos de reposo.
  • Se debe estar relajado y sin prisa.
  • Durante 30 minutos antes, no haber comido ni bebido ningún tipo de bebida excitante (te, café) ni haber fumado.
  • La posición del cuerpo debe ser sentado, con la espalda bien apoyada en el respaldo.
  • Brazo de referencia o dominante (aquel en el que la tensión es más alta) apoyado más o menos a la altura del corazón, con la mano relajada.
  • El manguito debe de estar en contacto con la piel, por lo que hay que remangarse la camisa.
  • Es importante no hablar durante el proceso de medición.
  • No redondear cifras.

Automedición de la tensión arterial

Poder medirnos la tensión en nuestro propio domicilio, es una ventaja que puede ayudar a detectar casos de hipertensión, y en caso de padecer de tensión arterial alta, saber si está bien controlada.

La presión que se mide en la consulta del médico o de una enfermera no siempre es reflejo de la tensión que tenemos día a día ni de los diferentes momentos.  Además, la toma de la tensión en el médico o enfermera, siempre lleva asociado una alerta, o una subida puntual, lo que se conoce como síndrome de bata blanca.

Por lo que la automedición de la tensión está especialmente indicada en personas con ansiedad en la consulta, personas con hipertensión o personas con variaciones importantes de las cifras de la tensión arterial a lo largo del día para ajustar el tratamiento.

Todas las tomas deben apuntarse en una cartilla que se debe llevar siempre a la consulta del médico para poder tomar medidas.

Si se observan valores que están fuera de los límites aceptables:

  • Tomar 3 veces separadas por 5 minutos y hacer la medida.
  • Realizar tomas en diferentes días separados.
  • En caso de cifras altas mantenidas, es importante acudir al médico.

Aparatos para medir la tensión arterial (tensiómetros)

La toma de la tensión arterial puedes ser manual o automática.

La técnica manual se realiza colocando el esfigmomanómetro en el brazo y se ausculta el latido del brazo con un fonendoscopio.  Suele ser la técnica más fiable pero depende mucho de la persona que la toma.

Tensiómetros automáticos; en la actualidad existe una variada gama de aparatos homologados. Pueden ser de brazo o muñeca aunque las sociedades científicas avalan más la fiabilidad de los tensiómetros de brazo, por lo que son los más recomendados para pacientes hipertensos.

En Iberomed encontrarás una amplia gama de tensiómetros tanto manuales como de mano. Entra y consúltanos.