Hoy me gustaría hablaros de una técnica muy utilizada de sedación, la sedación consciente Para muchas personas, tanto niños como adultos, supone un mal trago el hecho de ir al dentista. Suelen sufrir miedo, estrés o incluso ansiedad cuando se tienen que enfrentar a una visita al «temido» dentista. La sedación consciente supone la mejor alternativa para superar dichos miedos.

¿Qué es y en qué consiste la sedación consciente?

La sedación consciente es una técnica en la que el paciente respira, a través de una pequeña mascarilla que se ajusta sobre la nariz, una mezcla de óxido nitroso y oxígeno que rápidamente produce una agradable sensación y estado de relajación y que facilita el trabaja al dentista. El óxido nitroso es un gas no tóxico, anestésico, incoloro, no inflamable, con olor y sabor agradable.

A esta mezcla se le conoce como “gas de la risa”, y es un gas totalmente inofensivo. El paciente permanece consciente durante todo el procedimiento y tampoco se altera su percepción sensorial, simplemente se logra un estado de bienestar y tranquilidad sin miedo ni ansiedad y se pueden seguir las instrucciones del dentista perfectamente.

La sedación consciente está especialmente indicada en pacientes que requieren cuidados especiales como son los niños, ancianos y pacientes con alguna discapacidad psíquica, ya que sus miedos y angustias se ven aumentados y sin esta técnica resulta muy complicado realizarles tratamientos dentales.

Sus efectos desaparecen rápidamente, poco después de que el tratamiento haya llegado a su fin y se haya retirado la mascarilla.

Si eres una de esas personas que le tiene fobia a los dentistas, la próxima vez que tengas que ir le puedes preguntar por la sedación consciente. A ver si  probando esta técnica las visitas al dentista dejan de ser una pesadilla.

Muchas gracias y saludos desde Iberomed.